Seguidores

viernes, 22 de abril de 2011

El Rango Dinámico: lo más importante de una cámara

Sin duda el rango dinámico es la característica fundamental de cualquier cámara (de fotos, de vídeo, de CCTV, etc.) Para entender lo que es el rango dinámico podemos recordar lo que ocurre cuando entramos a un cine cuando la proyección ya ha empezado... ¡ lo vemos todo negro excepto la pantalla ! Al cabo de unos segundos, empezamos a distinguir los asientos y las personas, pero seguimos viendo la pantalla. El iris de nuestros ojos y nuestro cerebro se han adaptado a la situación de contraste de una pantalla muy iluminada y el resto relativamente oscuro. Si intentásemos hacer una fotografía en esta situación de iluminación extrema con una parte del fotograma incluyendo la pantalla de proyección y otra con las personas sentadas en las butacas ligeramente iluminadas por el reflejo de la pantalla comprenderíamos, al ver el resultado, la dificultad que tiene la cámara para adaptarse a este tipo de situaciones. Esta capacidad para ver correctamente los detalles en las zonas muy poco iluminadas y en las zonas muy iluminadas es lo que se denomina Rango Dinámico.

Las mejores cámaras fotográficas tienen un rango dinámico mucho más limitado que el sistema visual humano. Es decir, lo normal será que si hay zonas muy oscuras y zonas muy iluminadas en una misma escena, la cámara no registre correctamente el detalle en dichas zonas. Mas bien registrará correctamente lo que se encuentre bien iluminado. Hay muchas formas de superar esta limitación técnica de las cámaras, una de ellas es el denominado HDR (High Dynamic Range), técnica que consiste en hacer varias tomas de la misma escena con distintos ajustes de exposición, es decir, haremos una foto dedicada a las zonas muy oscuras (y se nos "quemaran" las luces altas), otra a las zonas semi-oscuras, otra a las zonas semi-iluminadas, otra a las zonas muy iluminadas (y quedarán sub-expuestas las zonas oscuras). Luego con un software de mezclado combinaremos todas las tomas y obtendremos una imagen final donde podemos ver el detalle de todas las zonas. Dicho esto así parece la solución al problema técnico de limitación del rango dinámico, pero esta técnica está limitada a escenas donde no hay movimiento, de lo contrario la imagen resultante puede ser un auténtico desastre. Otra opción consiste en disponer de varias cámaras colocadas con distintos ajustes y enfocadas a la misma escena, de este modo el sujeto a fotografiar puede estar en movimiento ya que se dispararán todas las cámaras sincronizadas y cada una registrará un ajuste de exposición diferente, que posteriorme se combinarán para obtener el resultado final. Aquí nuevamente la teoría es correcta, pero la ejecución es complicada y cara.

Muchos fabricantes se han esforzado por ampliar electrónicamente el rango dinámico de sus cámaras y hay algoritmos y técnicas para todos los gustos, pero en cualquier caso de trata de "parches" que no resuelven el problema de fondo: los sensores tienen, con la tecnología actual, limitaciones en su capacidad para registrar correctamente los detalles en todo el rango de iluminación de una escena con respecto al ojo humano. De momento lo que hacen los fotógrafos que quieren obtener las imágenes de mayor calidad de sus DSLR es tirar siempre en formato RAW y procesar ("revelar") posteriormente las imágenes con programas como Adobe Camera Raw (ACR) o Lightroom. La principal diferencia del formato RAW frente al JPEG es justamente el mayor rango dinámico que tiene una fotografía hecha en RAW. Es un formato con una compresión mínima, "tal como sale de la cámara, sin procesamiento ni compresión" frente al JPEG que ocupa mucho menos espacio que RAW pero que ya ha sido procesada por la propia cámara. De hecho, aunque no es lo recomendable, podemos modificar muchas cosas en RAW, como por ejemplo la temperatura de color, la exposición, el viñeteo y muchas cosas más. No hay más que jugar con las opciones de ACR o Lightroom para descubrir todo lo que podemos recuperar de una fotografía deficiente. Pero no olvidemos lo fundamental: el mayor rango dinámico que tienen las imágenes RAW frente a JPEG. Si queremos enviar al laboratorio nuestras fotografías para imprimirlas con muy buena calidad y en grandes formatos, podemos generar un archivo .DNG, .TIFF, .BMP o incluso JPEG con poca compresión a partir del RAW original que hemos revelado.

El futuro nos traerá cámaras digitales con rango dinámico ampliado respecto al actual, que duda cabe. Pero la tecnología debe evolucionar hacia sensores con dicha capacidad. Todo lo que se haga para simular el HDR es simplemente eso, una simulación, con mayor o menor fortuna.

1 comentario:

  1. te he encontrado por canonistas! Interesante blog, te sigo!

    ResponderEliminar